ampafoto

 

ampatitu

 

ampaflorizqui

Años que no jugamos, separadas
de miradas dulces y altivas,
hermandad de palabras entendidas.

Soledad llamando a mi puerta,
enquistándome el alma.
¿Para entrar pediste venia?
aun así entraste arrasadora.

El Amparo,  salió de mi vida.
Tú mi hermana, madre, amiga,
imprimación de agua cristalina,
de almas gemelas la tuya y la mía.

Recuerdos de silencios,
tú la que aguantabas, yo la fuerza,
tirando las dos a un tiempo,
ambas compartiendo la querella.

Aquella que no espera, la ilegítima.
Enraizadas tenía las malas yerbas,
arrasando la débil escultura  enferma.

Comprendí al fin, que de las tres,
¡Ella se proclamaría ganadora de la partida!
acordé soltar las riendas y calladamente,
nos miramos, tú intuiste.

Decidió al ver mi silencio,
seguir aguantando, echándole
un tenaz pulso a la vida. 
Yo me resigné a perderte.

¡Gran precio pagaste, el de tu aliento!
asolador de tu cuerpo, llevándote lejos.
Más en sueños  guiaste mi destino,
para así, abrirme el recorrido.

Con un  inmenso dolor,
impregnando mis ojos,
te miré y tan solo te pude decir:
vete en paz mi Amparo, vete.

ampaflordere

 


(Para mi hermana Amparo, que hizo desplegar mis velas con su partida)

Autora: Purificación Ríos Torres
copyright© Purificación Ríos Torres (Barcelona) 2007

 

 

 

ampaanter ampasiguie
ampavelos

 

 

 

Contacto

Contacto

librovisita

Libros de Visitas  

 

Autor Musical: Raul Gonzalo
Tema: Un cielo para dos