cruzafoto

 

 

 

 

 

Aún viniendo de parajes contrapuestos, tú del “altiplà” lugar mágico, en donde se funde las épocas  antiguas con las modernas, allí habita lo tradicional, impregnados de nidos de águilas, donde se van a posar remotos castillos medievales, rodeados de “espigol”, “Boix”, “romaní” y “timó”, remarcando un fuerte sello, en las historias de los lejanos reinos de caballeros Templarios, tan ligadas a la dualidad de los “Bons Homes” mezclándose, con la leyenda de la búsqueda del Santo Grial, “Sangre Real”, “Sangre de Vida”, por las cuales, tú has ido buscado señales en medio mundo, intentando que tus inquietos ojos verdes encontrasen la respuesta de la Vida. Yo del Valle del Guadiamar, ”Menóba” en su pasado árabe, lugar que la luz te colma de sosiego enérgico, mi estirpe se basó en los cuentos de las mil y una noches, envueltos de aromas de incienso de maderas de Oriente, opio, mirra y clavos, las medias lunas moras se reflejan, en mi piel aceitunada y ojos negros, es sangre caliente la que llevo en los velos que revolotean en el viento, siempre soñadora y altiva, buscando mis respuestas en mi propia Vida, pudiendo aventurar que alguna vez, a lo largo de los siglos, compartimos el “Bons Homes” que  tu llevas y las Mezquitas que yo rezo.


Reencontrándonos en estos tiempos, esté dueto de energías se expandió clara y diáfanamente al rozar tus manos con las mías, reconociéndonos al instante en el universo, haciendo que las Cruzadas o “Creuades”, conjuntasen al unísono, buscando lo intermedio. Ya no soy yo, ya no eres tú, ahora somos dos, que aunque no necesitamos el mismo escudo, esté lo estamos bordando y haciendo de los dos, encontrado la virtualidad que baña el tesoro de los tartesios y la dualidad de lo femenino y lo masculino, debatiéndose los Cataros entre el Bien y el Mal, para buscar la esencia de la Vida.

Vida, que me empaño de ti cuando pienso que amar, no es un te quiero, es un compañero, amante, amigo al que darle los buenos días, haciéndonos payasos y hechiceros, sonriéndole al viento cálido y frio, al  no amar huecamente, pero  si plácidamente, mientras transcurren los tiempos que se van mezclando de primaveras e inviernos  y los porqués no están llenos de ego, donde la tierra es de un verde tierno, dulce y apasionado a la vez, convirtiéndonos en eternos niños cuando jugamos en el jardín del Edén, vistiéndose de largo el corazón al decir: “t´estimo”.
“Cor de mel en el seu
Flors i Violes en el  meu,
Creuades en tots dos.
T´estimo a Tú,”

 

 

 

 

 

Autora: Purificación Ríos Torres.
copyright© Purificación Ríos Torres (Barcelona) 2007

 

 

 

 

sagradaprosa   cruzadasieguiente
 

 

 

 

 

 

Email:

Contacto

 

Libro de visita

Libros de Visitas 

 

Autor Músical: An Danzza
Tema: El retorno de las brujas